La supervivencia de un monumento nacional

Mantener un monumento como la plaza de toros de Ronda a lo largo de 235 años, cuya importancia arquitectónica e histórica supera a la función para la que fue creada, ha sido y es un empeño de la Real Maestranza a lo largo de su existencia. Al natural desgaste de materiales y estructura por el paso del tiempo se añaden las vicisitudes históricas que le ha tocado vivir.

Leer Artículo →

La inauguración de la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Ronda

Corría el año de 1785, el Siglo de las Luces y de la Ilustración avanzaba hacia el final y en Europa se abría un período de convulsiones sociales. Dos años antes el Tratado de Versalles había reconocido a los Estados Unidos y cuatro años después estallaba la Revolución Francesa. Ese mismo año se cruza el Canal de la Mancha en un globo aerostático de reciente invención, el conde de Floridablanca pone en marcha el primer censo español, funciona la primera máquina de vapor en Inglaterra y Carlos III aprueba los nuevos modelos del pabellón español para la Marina, base de la actual bandera española. Ronda vivía uno de sus momentos históricos de apogeo y transformación urbana.

Leer Artículo →