La supervivencia de un monumento nacional

Mantener un monumento como la plaza de toros de Ronda a lo largo de 235 años, cuya importancia arquitectónica e histórica supera a la función para la que fue creada, ha sido y es un empeño de la Real Maestranza a lo largo de su existencia. Al natural desgaste de materiales y estructura por el paso del tiempo se añaden las vicisitudes históricas que le ha tocado vivir.

Leer Artículo →